LA EURO ZONA DE DESASTRE

ZONA EURO ¿MAGNIFICENCIA ARQUITECTÓNICA?
En vista de las más recientes noticias económicas (con la esperanza de que en el 2014 se logre crecer, después de dos años, 2012 y 2013, de PIBs negativos), financieras (las tasas de sus bonos soberanos han caído considerablemente) y políticas (con la propuesta casi unánime de los líderes de la Unión Europea, con excepción de Inglaterra y Hungría, de un nuevo Presidente para la Comisión Europea, Jean Claude Yunker y prosiguiendo con la integración de un sistema bancario para toda la región en el que el Banco Central Europeo será su supervisor máximo) cualquiera diría que la crisis de integración sufrida por los 18 países de la Euro Zona en los últimos años es ahora “prueba superada” y que la idea original de construir una imponente “obra magistral” que ya cumple casi 15 años de haber sido puesta en marcha y 18 pisos (miembros aceptados) de avance, es ahora una realidad que permite competir con Estados Unidos y el dólar su moneda. Por ejemplo, un argumento frecuentemente estimado por los líderes”Eurófilos” es que ahora el problema principal de la moneda única es su alta cotización y no el riesgo de una devaluacion….¿Significan estos avances el éxito rotundo de su supervivencia?…Para contestar está pregunta será necesario hacer uso de un poco de un poco de abstracción y por supuesto de la ayuda de la doctrina “Bergsoniana” (intuicionista) sugerida para comprender y explicar los problemas difíciles la cual, para fines prácticos, la podríamos resumir en el dicho chino de que “una imagen dice más que mil palabras”. Entonces las siguientes analogías, símiles, ilustraciones o abstracciones mentales idealmente nos permitirán una mayor introspección a este problema para explicarnos con una mayor claridad si esta positiva percepción concuerda con la compleja realidad económica que vive Europa.

O ¿CASTILLO DE NAIPES?
La enorme y creciente deuda pública de esta región que en los próximos 3 años llegará al 100% de su PIB, con una nación italiana que registrará en este rubro más del 135% a fin de año, sólo detrás de Grecia con un nivel superior al 160%, hace que todos estos avances, con estos pisos construidos, diseñados y trabajados para lucir una elegante y vanguardista fachada y que en otras circunstancias de menor fragilidad serían fantásticos, en las actuales, sin fundamentos económicos firmes, resulten simplemente ilusorios. No importa lo imponente de la edificación, sin cimientos firmes, sin estructuras sólidas, todo progreso resulta efímero.

ENTORNO MUNDIAL ¡NO AYUDA!
Esta región recibiría una vital bocanada de aire, si bien tan sólo fuera para ganar un poco de tiempo con la esperanza de que un milagro ocurra, si hubiese por lo menos la perspectiva de un crecimiento global más halagüeño. Sin embargo las expectativas de que una recuperación global sostenible ocurra desde la crisis financiera internacional del 2008- -2009, dados los altos niveles históricos de deuda pública mundial, y que contribuyera mediante un sector externo más benigno a disminuir el riesgo de ruptura del proyecto europeo de moneda única son prácticamente nulas. Japón, los mercados emergentes, con China y los otros 4 “BRICS” lucen en este sentido, poco alentadores. Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda se visualizan con mejores perspectivas, sin embargo en el mejor de los casos esto no será suficiente para sacar del problema a la Eurozona. El BIS ha publicado hace unas semanas que la deuda global creció un 40%, desde los 70 trillones en el 2007 hasta los 100% trillones en la primera mita del 2013.

EL EURO ¡MONEDA EXÓTICA!
No olvidemos que la moneda “euro” se creó para competir como moneda “dura” (sólida) contra el envidiado poderío del dólar. La idea implícita en la mente de todos sus fundadores y explícita en algunas de sus declaraciones, fue la de que “La Unión Hace La Fuerza”. En economía, si no se presentan las condiciones pertinentes, esto puede terminar siendo una peligrosa falacia que con cada nuevo miembro aceptado, sólo refuerza su bella aunque hueca retórica, incrementando en consecuencia el riesgo cambiario. Moneda “exótica” (muy riesgosa) es en lo que se ha convertido el “Euro”, divisa que fue creada sin un racional y asequible programa integrador que atacara la disparidad de las diversas economías fundadoras y de las que se le unieron después. La única manera de que este proyecto no hubiese resultado utópico, hubiera sido la de permitir a la Unión Europea una mayor integración económica, la cual, debido a la gigantesca disparidad de las 18 naciones que integran a la Eurozona, se hubiese dado no antes de 30 años. Ahora Europa y la economía mundial deberán pagar las consecuencias al tener que desmantelar el más grave error económico-financiero global desde la proliferación de las políticas keynesianas (que se expandieron desde los 40s a los 70s) previas a las “Monetaristas” del trinomio de la era Reagan-Friedman-Thatcher.

¡ALPINISTAS EN PELIGRO!
En lugar de la idea preconcebida por el grupo de líderes europeos que concretó el lanzamiento del “Euro” en los 90s (Kohl, Mitterrand, Delors), de que mientras más miembros se sumen más fuerte la Unión será (Croacia fue aceptada este año), como en aquel pasatiempo de halar la soga, donde un grupo de un lado (EU y dólar ) compite con el otro que ópera en sentido opuesto (UE y euro), la actual unión monetaria sería mejor descrita haciendo uso de la siguiente analogía; si los 18 euro-miembros fueran alpinistas y estuvieran escalando juntos un acantilado, la única deportista con un relativamente firme asidero sería la Canciller Angela Merkel de Alemania, con los otros 17 colgando por una soga y precariamente aferrándose a ella. Como el peso es demasiado (la creciente deuda soberana de todos), la probabilidad que los demás la arrastren consigo mismos al vacío es muy alta. Por supuesto antes de que esto ocurriese, Merkel asumiría pérdidas y cortaría la cuerda, es decir, Alemania regresaría al “Deutsche Mark”, su moneda original, extrema contingencia que muy probablemente el Gobierno Alemán ya tiene contemplada. Con el anterior ejemplo se puede intuitivamente concluir que además de la fuerza (número y tamaño de los países), la habilidad y el conocimiento para escalar (o nivel de desarrollo de cada una de sus economías) resultan esenciales.

BANCO CENTRAL EUROPEO ¡IMPOTENTE!
El Banco Central Europeo (BCE), institución que rige la Eurozona, aún después de haber sido central en el rescate de 6 de sus miembros, sigue legalmente imposibilitado para salvar financieramente de una quiebra a cualquier integrante de este club monetario, lo cual lo hace prácticamente inútil en lo que a una disminución de la percepción de riesgo de la región por parte de los mercados internacionales se refiere. El Sr. Mario Draghi se desvive para impresionar a los inversores, ya sea con promesas o amenazas. Lo único cierto es que estas resultan en su mayoría palabras huecas, sin un suficiente sustento legal. Es verdad que ha bajado su tasa de interés líder hasta el 0.15% (casi cero), que ha impuesto un cargo de un 0.10% a los depósitos que los bancos de la región realizan (para que presten más porque desconfían hasta de ellos mismos), incluso ha instituido un nuevo plan de préstamos a estos, a cambio de pocas garantías y de una tasa de interés fija y muy baja (Targeted Longer-Term Refinancing Operations o TLTROS), por supuesto con la condición de que presten parte de esos recursos. También es cierto que ya comienza desde este año a supervisar todo el sistema bancario de la Zona Euro (Unión Bancaria). Sin embargo todo lo anterior no sirve para ofrecer la confianza a los inversores sobre la cualidad más importante de la que presumen la mayoría de los demás bancos centrales del mundo. Esto es, mantener su capacidad legal de fabricar dinero para que en un caso extremo el mismo pueda ser utilizado para rescatar al sistema económico y financiero de su respectivo país, es decir, ser el prestamista de última instancia. La más reciente promesa del Sr Draghi (o amenaza dependiendo de sus interlocutores) es que utilizará los QEs (Quantitative Easings) o programas de estímulos monetarios de compra de activos para llevar y mantener las tasas de interés en sus niveles más bajos posibles, que tanto EU, como Japón e Inglaterra han implantado en sus respectivas economías. Alemania se ha encargo de desmentir esto, argumentando que va más allá de las atribuciones legales del BCE. La misma negativa aplica para una eventual emisión de bonos compartida para toda la región.

UNA TALLA PARA TODOS LOS TAMAÑOS ¡ABSURDO!
Y por si la facultad de no poder salvar a un país miembro en problemas de pago, (tal como la tienen la mayoría de los bancos centrales en el mundo respecto a las economías que respaldan) no fuera lo suficientemente malo, el BCE tampoco puede ser un justo promotor del crecimiento debido principalmente a que tiene que adecuar su política monetaria (que incluye la estratégica determinación de las tasas de interés líderes) dirigiéndola a la economía más poderosa, que es Alemania, dejando en segundo plano a todas las demás, las cuales, en casos extremos, por no contar con monedas propias, carecen de la muchas veces positiva posibilidad de devaluar …¿Una sola tasa de interés para 18 diferentes y divergentes economías?… ¡Absurdo!

LA EURO ZONA “SE FRACTURA”
Esta abyecta incapacidad de los líderes de la región para homologar de manera muy rápida y expedita (ya no hay tiempo) las políticas monetarias y fiscales con la finalidad de crear en el corto y mediano plazos (antes de 10 años) un productivo ambiente generalizado, propicio para generar un mayor bienestar fundamentado en un crecimiento sano y sostenido en los 18 países de la región, contribuye a fomentar un descontento también generalizado que ya se materializó en las últimas elecciones del Parlamento Europeo, donde poderosos grupos anti-euro obtuvieron importantes avances, destacándose aquellos partidos fortalecidos en Francia y Grecia. Particularmente notorio resulta un partido Inglés que se destaca por llevar al extremo su postura, queriendo separar a Inglaterra, país que no forma parte de la Eurozona, de la misma Unión Europea. En este mismo sentido, el mismo Primer Ministro de esa nación, David Cameron tiene ya anunciado un referéndum que se efectuaría durante la segunda mitad del 2017. Esto si es reelecto el próximo año. Varias encuestas han concluido que si este referéndum se efectuara ya, una mayoría del electorado Inglés echaría mantenerse en la Unión Europea. La probabilidad de que esta carencia de avance para alcanzar un bienestar económico menos desigual para todos, (así como la incapacidad moral y legal para lograr acuerdos políticos de gran trascendencia que no sean considerados como un ataque a la soberanía de cada uno de los sistemas políticos), provoque las primeras deserciones, crece minuto a minuto. A muchos estados de este “club” les resulta escandaloso ver a una Alemania que mantiene niveles históricamente bajos de desempleo comparados con los máximos históricos alcanzados en Grecia y en España.

EN EL OJO DEL HURACÁN
Además de la ilustración expresada de los alpinistas y la del edificio construido sin fundamentos sólidos mencionadas arriba, otra manera de describir la presente calma en la Eurozona, sería la de compararque el desarrollo de un huracán en progreso (de categoría 5) ocasiona a su paso. En la primera fase este provoca daños, la segunda, en la que estamos, es de una repentina e inquietante calma (en el ojo o zona central) y la tercera que, después de los daños producidos en la primera (y de que toma a varios asumiendo una postura de alivio porque piensan que lo peor ya pasó), tiende a ser frecuentemente la más destructiva. Debido a la inmensa deuda pública de la región (del 95% de su PIB en 2014 y que crecerá hasta casi el 100% en el 2016), a que no existen las condiciones legales para implantar una sensata política monetaria o fiscal equitativa para todos y que no obstante algunos avances en la integración bancaria, no habrá condiciones en el corto o mediano plazos (antes de 10 años) para que el BCE se convierta en el prestamista de último recurso tampoco para al menos sostener la extremadamente precaria situación del mismo sistema bancario europeo (Alemania, Austria,Finlandia y Holanda impiden financiar de una manera decidida y total tanto a los países caídos en desgracia fiscal como a los bancos y empresas que los integran). Por lo tanto la presente calma sólo augura una segunda y más devastadora crisis, donde a diferencia de la experimentada en su primera devastadora fase por países más pequeños como Irlanda, Grecia, Chipre, Eslovenia, Portugal y España (este último no tan pequeño, siendo la cuarta economía entre las 18), naciones más grandes como Francia e Italia (nada menos que la segunda y tercera economías más grandes de la región), que adolecen de muy serias fallas tanto de productividad como fiscales (deuda pública total y déficit anual), serán las siguientes protagonistas.

EL EURO ¿SOBREVIVIRÁ?
No obstante que Croacia se ha unido a la Eurozona a partir de enero de este año (convirtiéndose en el socio #18), y a 15 años de haber nacido la moneda única, el “Euro”, ni Suecia, ni Dinamarca y menos Inglaterra han aceptado la original invitación a integrarse. Antes, en ese respecto se ha registrado un mayor desencanto entre sus poblaciones, por lo que esa opción está más lejos que nunca. Incluso la Canciller Alemana Angela Merkel, quien ha sido descrita hasta ahora por la prensa especializada como la salvadora del “euro” y después de varias de sus declaraciones triunfalistas en ese sentido en los últimos meses, ha dicho recientemente, reconociéndole una mayor sobriedad, que se debe desconfiar de la engañosa calma imperante en la eurozona… ¡Que la crisis (de supervivencia) de la región persiste!.. La moneda “Euro”, dada la fragilidad estructural viciada de origen de la Eurozona que la respalda, debilitada por la aquí varias veces reiterada incapacidad moral y legal de lograr una racional y equitativamente incluyente política económica (fiscal y monetaria) y agravada por un desplome económico en una primera etapa por la crisis de pagos iniciada con los problemas fiscales de Grecia en el 2009 mantiene un alto grado de riesgo que la moneda “euro”, cuando salga de esta segunda fase, es decir, de la fugaz quietud característica del ojo de un huracán (segunda fase), muy probablemente, en la tercera y más destructiva…¡no sobrevivirá!

Juan Carlos Nava Nava

Consultor en Economía Internacional y Especialista en Divisas.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: